...

< La segunda duna

La Segunda Duna

En medio del bosque, una caravana con todo lo que necesitas. La Segunda Duna es también una comunidad, una familia que corta leña, cocina y pasea en busca de tesoros. Es un huerto y un montón de hierbas silvestres. Aquí emerge, inevitablemente, tu singular visión del mundo.

Es posible que la Segunda Duna cuestione tus estándares de confort. No utilizamos el agua del grifo ni para beber ni para cocinar, regularmente vamos a una fuente y recogemos agua no clorada, siempre la hervimos, ebulle en la cocina de gas, las bombonas de butano pesan mucho y se gastan rápido, se necesita mucha leña para mantener el fuego y no hay contenedores donde echar la basura. El camino que llega hasta aquí es una pista de tierra y piedras que la mayoría de coches no pueden subir. Para ir al pueblo más cercano hay que caminar cuarenta minutos. Aquí todo va más despacio y es inevitable ser conscientes de las conexiones/relaciones, de los recursos de los que dependemos y de nuestra responsabilidad sobre los entornos que co-habitamos.

En esta pequeña comunidad cocinamos comida vegetariana, entendemos la cocina como un lugar político, social y relacional. Tenemos cuatro kombuchas y kéfir de agua y leche. Fermentamos limones, kimchi, pan de trigo sarraceno y queso de almendras. Con los restos y pieles de las verduras hacemos caldo, cuando filtramos el caldo, compostamos la parte sólida. Nuestros gusanos de encargan de transformar los restos en humus y esa tierra rica en nutrientes es la que utilizamos para cultivar las verduras.

Queremos que nos muestres lo que te encuentras aquí.

Para realizar una estancia en la Segunda Duna > clara(at)du-da.net