...

< Talleres

Taller/Encuentro Cementerio en Casa Encendida

Los días 18 y 19 mayo 2021 de 17.00 – 20.30 h + info

En el marco del Festival Pueblo Exterior, Chico Trópico nos invitan a participar en este encuentro en el que presentaremos nuestra investigación «Morir Guay» y además guiaremos una meditación para transitar la muerte y la impermanencia.

2020 ha sido un año en que nos hemos dado de bruces con la muerte, tantas veces metida debajo de la alfombra de nuestras aceleradas y aparentemente invulnerables vidas, inmersas en este poscapitalismo avanzado.

Las sociedades occidentales han desritualizado la muerte y las sociedades poscapitalistas no dan lugar para ubicarla en el discurso público y privado de manera profunda. La muerte, como tabú y como ansiedad ante el envejecimiento, y el fin de la vida, como un acontecimiento que en vez de enraizarnos más con la vida y muerte de otras especies con las que habitamos el planeta, nos separa aún más.

Desde la frialdad de las estadísticas diarias, las noticias, el bombardeo mediático, la amenaza de muerte posada en el otro, la dura realidad de las muertes por el virus y enfermedades colaterales, la incapacidad de la despedida con los que se han ido en este año nefasto de crisis de la Covid-19, la muerte se ha puesto en el centro, pero de una manera abrupta, sin asideros, sin capacidad de ritualizar para la integración.

Es una oportunidad para dar lugar a la reflexión sobre el espacio que le brindamos en nuestras sociedades y cuya esquiva relación arrastramos desde hace décadas. Para acompañarnos en los miedos, las dudas y las ceremonias.

La hiper-higienización de los procedimientos que tienen que ver con la muerte, la sobre profesionalización de los entierros, los abusos del sector funerario, la concepción de la vejez y la dependencia como tabú, la desacralización del deceso y la pregunta de cómo podemos generar rituales propios, nos pone de frente un fenómeno que necesitamos incorporar a nuestras vidas de modos más personales y más conscientes, desde el juego, la ceremonia, el diálogo y el pensamiento.

Un espacio de resistencia desde lo íntimo/colectivo.

Necesitamos hablar de la muerte.

Necesitamos traerla a la vida para poder vivir mejor.

Como dice Chantal Maillard: “La primera tarea de una sociedad adulta en lo que concierne a la muerte es la elaboración de rituales de duelo. La segunda, la observación de los miedos. La tercera, educarse en la compasión”.